domingo, 12 de mayo de 2013

La esperanza perfecta (The Perfect Hope)





Frase:
Es bueno estar con alguien que sabes que le importas. No que lo supones, sino que lo sabes. Estar con alguien que, incluso cuando tu no crees que lo quieres o lo necesitas, da la cara por ti.

Sinopsis:
 Ryder es el Montgomery más difícil de descifrar; duro por fuera y nada blando por dentro. Es hosco y huraño, pero cuando se pone un cinturón de herramientas no hay mujer que se resista a sus andares arrogantes. Salvo, al parecer, Hope Beaumont, la gerente de su propio hostal…
Como antigua directora de un hotel en Washington, Hope está acostumbrada a la emoción y el glamour, pero eso no significa que no sepa apreciar las alegrías de vivir en una ciudad pequeña. Está donde quiere estar… salvo en su vida amorosa. Su única relación con el sexo contrario ha sido discutir con el irritante Ryder, que siempre parece sacarle de quicio. Pese a todo, ninguno puede negar la chispa que hay entre ellos… una chispa que prender con un beso en Nochevieja.

Primero que todo hay que aclarar que La esperanza perfecta todavía no está a la venta en su edición en español, que se encuentra anunciada para el mes de julio. Pero como muchas lectoras, no pude aguantar la curiosidad de leer el último libro de la Trilogía Inn Boonsboro.

Esta trilogía es lo primero que leo de Nora Roberts, y por supuesto me ha encantado. Tal y como dice Lady Marian en su reseña, lo mejor de los hombres de Nora Roberts es que son muy reales. No sé si les pasa lo mismo que a mí, pero por mucho que me gusten las típicas historias de amor del príncipe azul, muchas veces me cansan. La fórmula está muy desgastada, es excesiva cuando los hombres en cuestión son tipo Christian Grey y su inmensa fortuna; las descripciones a veces son ridículas y los hombres demasiado perfectos. Los de Nora son hombres más faciles de encontrar. Son guapos, sexys, inteligentes, claro; pero son humanos. Tienen errores, limitaciones, defectos, y en pocas palabras, se comportan como hombres de carne y hueso.

Los primeros dos libros de esta trilogía: Siempre hay un mañana y El primer y último amor son muy buenos. Ligeros, entretenidos, románticos y sin mayores complicaciones. Desde desde el primero se puede ver que la relación Ryder- Hope será interesante, y lo es. Es por mucho, a mi gusto, el mejor libro de la saga.

Ryder Montgomery es un personaje que va directo a mi Top Ten. Atrae desde el principio porque tiene un arco dramático más amplio que sus hermanos en las dos entregas anteriores, ya que él evoluciona desde su desagrado por Hope, y aunado a su carácter hostil, es una trama que gana en matices y situaciones de expectativa e incertidumbre. Me encantan los personajes masculinos así; seguros de sí mismos, inteligentes, con autocontrol y que saben lo que tienen y saben jugar sus cartas.

Otra aspecto que me encantó de la trilogía en general es el ambiente familiar que le da Roberts. Sabe generar una atmósfera cálida y entrañable que te hace sentir empatía por los lugares, las situaciones, los personajes y sentirlos cercanos. Y para rematar el excelente cuadro, todo el misterio del fantasma del hotel, que cierra obviamente en La esperanza perfecta, es una historia conmovedora e intrigante. Definitivamente una hermosa lectura, más que recomendable.

Arrivederci

Sueño Contigo





Frases:
(...) si la mañana traía felicidad o pesar, sabía que al menos por unas pocas horas había vivido tan audazmente

(...) el era la encarnación de todo el placer prohibido que ella nunca experimentaría

De cerca, en esa pequeña habitación con estos hombres de naturaleza delicada, él parecía una pantera que anda en compañía de gatos caseros.

Sinopsis:
En el refugio de su casa en la campiña inglesa, Sara Fielding escribe las historias con las que todos sueñan. Ahora, un nuevo libro y su innata curiosidad empujan a esta joven bien educada y de apariencia frágil a adentrarse en el peligroso territorio de Derek Craven. De ladronzuelo en las callejuelas de Londres a propietario de la casa de juego más exclusiva de la capital. El fulgurante ascenso de Craven le ha convertido en uno de los hombres más ricos de Inglaterra, y también ha endurecido su corazón.

"Sueño Contigo", el segundo libro de la serie "Tahures del Craven" (Gamblers of Craven's) de Lisa Kleypas es definitivamente ahora uno de mis favoritos del género.
Desde hace algunos meses a la fecha empecé a leer novelas románticas de autoras como Lisa Kleypas, Susan Elizabeth Phillips y Nora Roberts. He encontrado algunos muy disfrutables pero totalmente olvidables,  y también algunas joyas. "Sueño Contigo" es sin duda de lo mejor que he leído hasta momento. No conocía ningún libro romántico histórico de esta autora, y quedé fascinada con él.

El elemento más relevante es su protagonista masculino: Derek Craven. Un hombre duro, cínico en la superficie, y atormentado en el fondo. Derek es un personaje redondo, perfectamente trazado que hace totalmente comprensibles y justificadas sus contradicciones, sus actos, sus miedos y sus inseguridades.
Me recordó en algunos aspectos a "Juan del Diablo" de la novela Corazón Salvaje, de Caridad Bravo Adams (que se hizo muy popular con la versión en telenovela con Edith González y Eduardo Palomo, pero en origen es una novela escrita). Ambos, hombres que llegaron al mundo con todas las cartas en contra, y lucharon con uñas y dientes por salir  del oscuro mundo en que nacieron. Hombres temerarios pero finalmente con una gran capacidad y necesidad de amar.

Otro de las aspectos fuertes que encontré en la historia es la generación de conflictos. Es una historia impredecible, que te sorprende constantemente con los giros de la trama, y no decae en ningún momento.
El resto de los personajes están también muy bien logrados. Y ya no digamos los diálogos, la narración, las palabras precisas y contundentes que te llevan a sentir mil emociones.

Absolutamente recomendable, considerado como uno de los mejores libros de Lisa Kleypas.

P.D. En Cuanto a los personajes, en particular me atrajeron Lily y Alexander Raiford, y cual es mi sorpresa al enterarme que precisamente el primer libro de esta serie "Cuando tu llegaste" es la historia de esos personajes. Así que es mi siguiente lectura.

Arrivederci


sábado, 13 de abril de 2013

La delicadeza




Frase:
Cada nota era el eco de un recuerdo, una anécdota, de una sonrisa. Se dio cuenta entonces de que sería horrible. En siete años de vida en común, Francois había tenido tiempo de desperdigarse por todas partes, de dejar huella en cada bocanada de aire.

Sinopsis:
Nathalie es una mujer afortunada. Felizmente casada con François, pasa los días rodeada de risas y libros. Un día la pena llama a su puerta: François muere inesperadamente. Nathalie languidece entonces entre las paredes de su casa y se vuelca en la oficina. Pero justo cuando ha dejado de creer en la magia de la vida, ésta vuelve a sorprenderla y revelarse en su forma más maravillosa.

Aventuraré una teoría: Sólo un hombre podría escribir una historia donde la mujer más guapa se enamora del hombre más insignificante: soso, feo, llorón y apocado.
(Así como sólo las mujeres pueden escribir historias con príncipes azules maravillosos: millonarios, sexys, caballerosos, valientes y fieles).

El punto fuerte de La Delicadeza (de David Foenkinos) es su narrativa, un estilo precisamente así: delicado, bonito, ligero, y en algunas partes hasta poético.
Pero a mi gusto no es una novela atrapante, ni cautivadora, y mucho menos arrebatadora. El romance entre Nathalie y Markus simplemente no me suena creíble, ni me emociona.
Por otro lado el personaje de Nathalie lo siento un poco distante, frío, encuentro difícil conectar con él. Tal vez contribuye el hecho de que el autor la plasma solitaria, no sé si intencionalmente, ya que no hace mención a eso, pero no aparecen por ejemplo, una o varias amigas cercanas que le sirven de apoyo y soporte. Sólo se habla en general de amigos y familia que la quieren consolar. ¿En qué cabeza cabe una historia de una mujer viviendo un drama personal de esa magnitud, sin amigas? Se supone que era una persona normal, sociable, con un trabajo y una vida plena. ¿Qué mujer así no tiene amigas?
O tal vez las tiene y el autor no las menciona nunca para concentrarse en otros aspectos de la trama, pero me parece que le resta credibilidad a la historia y bloquea la empatía que podría sentir uno con los personajes.

Alguna vez leí que si un autor tiene que aclarar que el comentario del personaje fue gracioso, sorpresivo o persuasivo, es que está mal logrado. Este es el caso. Markus dice algo poco gracioso, Nathalie lo encuentra fascinante, y uno sólo se pregunta ¿en serio?

Creo que la habilidad que tiene David Foenkinos para la narrativa, le falta para la construcción de diálogos, que se quedan muy cortos en cuanto a lo que pretenden trasmitir.

Sin embargo, como es lógico, para todo hay gustos, y esta obra ha ganado varios premios e incluso ya se llevó al cine, -con un resultado bastante mediocre, a decir de muchos críticos que la encontraron lenta y aburrida, excepto por una secuencia en el final del filme-. Yo por mi parte la veré solamente porque el papel de Francois lo interpeta Pio Marmaï, un sexy actor francés que ya he visto en otras películas como Un heureux événement (un evento inesperado) y Le premier jour du reste de ta vie (el primer día del resto de tu vida). 

En conclusión, es una historia entretenida y ligera para pasar el rato, que, al menos en mi caso,  no dejará huella ni pasará a la lista de mis libros favoritos.

Arrivederci

domingo, 3 de marzo de 2013

NADA




Frase: 
Nada importa. Hace mucho que lo sé.
Así que no merece la pena hacer nada. 
Eso acabo de descubrirlo. 

Sinopsis: 
Pierre Anthon deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa en la vida. Tanto desmoraliza a sus compañeros que deciden apilar objetos esenciales para ellos con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quiénes somos. En su búsqueda arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde.


NADA es definitivamente el libro más perturbador que he leído desde Sinsajo (aclaro que son muy diferentes, pero ambos perturbadores). La trama podría considerarse una fábula ya que no se apega al realismo y tiene como fin la reflexión. Sin embargo no se dejen llevar por la candidez de la palabra "fábula". NADA es una historia oscura que te atrapa desde el inicio y te sorprende en la escalada de acontecimientos grotescos que van tomando lugar.

Esta obra controversial generó tanta aceptación como rechazo. Según cuenta la misma autora, Janne Teller, en Dinamarca los padres de familia pensaban que no deberían permitir a los adolescentes leerlo, e incluso fue prohibido en algunas escuelas. Lo mismo sucedió en Noruega. En Francia algunas librerías se negaron a venderlo, y en Alemania hubo padres que no permitieron que sus hijos lo leyeran a pesar de que formaba parte del plan de estudios. 
Sin embargo, tiempo después NADA fue reconocida con múltiples premios, y ha sido traducida a decenas de idiomas, convirtiéndose en un éxito mundial.

Considero que la censura no se hubiera dado si no fuera por el componente provocador en cuanto a religión se refiere, que en algún punto se toca. La religión siempre tienen el poder de "sacar ámpula" y causar reacciones extremas en muchas personas. 

Por otro lado, creo que es un libro que se debe leer más de una vez, ya que su poder para sacudir conciencias abarca diversas preguntas, algunas muy evidentes, otras entre líneas que vale la pena retomar y analizar. 
¿Cuál es el sentido de la vida? ¿En verdad somos tan efímeros que nada vale la pena? ¿Cuáles son nuestros valores? ¿Qué factores cimbrarían nuestra creencias más profundas? ¿Qué somos capaces de hacer para demostrar que tenemos razón? ¿Hasta que extremo defenderíamos nuestro punto de vista? ¿Cuál es la influencia del dogmatismo en un ambiente aislado? ¿qué tan relativo es el valor que le damos a las cosas y a nosotros mismos?

Y sobre todo:
¿Hasta dónde es capaz de llegar un ser humano por miedo?


Arrivederci

lunes, 18 de febrero de 2013

Diez Mujeres




Sinopsis:
Cada capítulo una historia narrada en primera persona, con muy distintos registros reflejo de la edad, la educación y la clase social de cada una de ellas:

Francisca: a sus cuarenta y dos años es la paciente más antigua de Natasha, y acude a terapia porque necesita dejar atrás el odio que siente hacia su madre —que los abandonó a ella y a su padre— y que acostumbra a volver contra sí misma. Para avanzar, necesita superar el trauma que nace del carácter difícil de su madre y pasar página, pero cómo lograrlo rendida ante una vida que no la llena y la atrapa en «la parálisis», como ella lo llama. 

 Mané: la más anciana de las diez, con setenta y cinco años Mané ya no es la preciosa jovencita que triunfaba sobre los escenarios. Vivió bien, cierto: tuvo un gran amor y disfrutó la vida... pero la muerte de su marido, el Rucio, la llevó a un declive del que al fin, y gracias a Natasha, va saliendo poco a poco, aunque aún le cuesta enfrentarse al deterioro físico que llega de la mano de la vejez.

Juana: alegre, directa, Juana no es de esas que se rinden al primer contratiempo. No lo hizo cuando su madre cayó enferma y se volvió tan dependiente de ella. Corría más para llegar pronto de la peluquería donde trabaja y listo, pero ahora es su hija adolescente quien parece atravesar una depresión profunda —trastorno bipolar, diagnosticaron— y ella, madre soltera como su propia madre, tiene que vérselas con un problema que le roba no ya tiempo sino fuerzas.

Simona: se define como feminista e izquierdista: «La mía es una historia muy trillada. Niña-bien-rebelde-abandona-clase-social-para-hacer-la-revolución». Divorciada y madre de dos hijas de distintos padres, piensa que los hombres no son sino objetos simbólicos —«y, créanme, se puede vivir sin tal emblema»—. Recién superados los sesenta años, tras dejar a su segunda pareja Simona vive sola en un pueblo costero, y disfruta de su soledad.

 Layla: periodista de raíces árabes, asiste a terapia para tratar de superar el trauma de una violación sufrida en Gaza y a resultas de la cual dio a luz a un niño rubio y de ojos claros a quien no consigue amar. Encerrada en el dolor, se aferró a la bebida y se enredó en la trampa de mentiras que rodean el alcoholismo. 

Luisa: de origen campesino, a sus sesenta y siete años Luisa no comprende los problemas de las mujeres ricas. Los suyos son muy distintos y vienen marcados por la pobreza y por la brecha que abrió en su vida la desaparición de su esposo Carlos poco después del golpe de Pinochet. Entonces no supo a quién dirigirse, y durante años no compartió con nadie su pena. La terapia le ayuda a salir de su dolor y a contarle la verdadera historia de la desaparición de Carlos a sus hijos, a los que hizo creer que su padre se fue de casa. 

Guadalupe: a su familia acomodada y liberal les supuso un trauma el hecho de que Lupe, como todos la llaman, «saliera del armario». Ella, que con diecinueve años no tiene el menor problema con su sexualidad, no lleva tan bien que traten de encarrilarla por donde no quiere, aunque aprovecha las horas de terapia con Natasha para hablar de su miedo a no ser aceptada.

Andrea: casada y con dos hijos, Andrea es una triunfadora, o eso pensarían muchos: con cuarenta y tres años, es ya una periodista televisiva de éxito, que posee belleza, riqueza y poder. Pero un día descubre que está enojada contra todo y no sabe por qué, de modo que decide escaparse al desierto de Atacama y allí pone en duda toda su existencia. Una crisis de ansiedad muy fuerte le hace volver sin acabar de resolver sus dudas vitales. 

Ana Rosa: terriblemente insegura, dice de ella misma que es «un ser insustancial», aunque hay mucho más tras tan duro juicio. Para empezar, las violaciones constantes de su abuelo, un hombre al que adoraba; también la repentina muerte de sus padres en un accidente de tráfico, cuando ella tenía quince años, y que la dejó a cargo de su hermano menor. Durante mucho tiempo ocultó a los demás y a sí misma los abusos a los que fue sometida, pero cuando descubre que los niños le producen la tentación de maltratarlos, se somete a terapia para librarse de esos impulsos y de la convicción de que ella misma es una mujer mala. 

Natasha: la décima mujer, la terapeuta, es la catalizadora, el hilo conductor de cada relato. En el último capítulo será su asistente quien nos cuente su historia —de origen ruso y judío, ha pasado toda su vida buscando a una medio hermana, Hanna, cinco años mayor que ella, e hija de la amante de su padre, una rusa blanca que salvó a la familia de Natasha del confinamiento en el gueto judío—. Es ella quien se despide de las nueve mujeres: llegó el momento de que vuelen solas.


Diez Mujeres de Marcela Serrano es una novela diferente a las que acostumbro leer, con un estilo coloquial y cotidiano que da la sensación de estar leyendo historias reales.
Este lenguaje es su fortaleza pero también su debilidad, pues en algunos personajes abusa de él, resultando cansado y molesto, en especial para los que no somos chilenos y no entendemos el significado de muchos modismos.

Fuera de ese detalle las historias son entrañables, vivencias de mujeres con las que es imposible no identificarse, que nos conmueven, nos sorprenden, nos hace reflexionar y se convierten en el espejo donde vemos nuestros propios miedos, nuestras carencias y nuestras negaciones.
En mi caso particular las historias que más me impresionaron fueron la de Simona y la de Mané.
El retrato tan fuerte y crudo de la soledad y la estrechez económica en la vejez de la vida de Mané es desgarrador. Una mujer que ha perdido la gloria de la belleza y la fama de su juventud y que no le queda nada más que los recuerdos.
Y Simona me pareció el personaje más divergente de todos. Una mujer sola que no sufre de soledad. Una mujer que disfruta su espacio y prefiere vivir así, en su casa cerca del mar. Hace un muy buen análisis de las mujeres que siguen el guión de la vida, sin cuestionarlo. Me resultó totalmente fascinante.

Y por supuesto, como buen libro, la lista de frases profundas, duras, hermosas es interminable, así que aquí va una selección:

- No estoy sola cuando estoy sola.

- Nada más trillado que una frase de amor. Nada más descartable.

- Me acusan de pedante porque el mundo me sobra.

- Siento que la vida comienza a fluir. Fluye y la palpo. Y aminora el miedo a la muerte...

- No importa el pasado, ya sucedió. No existe el futuro. Brindo por lo único que en verdad poseemos: el presente.

- Me angustia presenciar como las mujeres se desangran para no estar solas. ¿Quién inventó que la soledad de pareja es una tragedia?

- Feminismo: Que palabra fea se ha vuelto, satanizada, mal usada, manida, sobada.

- Lo miré irse y pensé en lo aterrador que era ser testigo de como un hombre lúcido e inteligente se transforma en un idiota, todo en un segundo.

- Nunca más seré el recipiente para la basura de mi marido.

- ... otro ser humano, porque vive contigo (...) cree que puede usarte para derramar en ti cada uno de sus desperdicios; ya sean sus rabias, sus fallas, sus frustraciones, sus inseguridades, sus miedos.

-... pero en algo muy profundo en mí se había dañado. si hubiese vuelto a presenciar una pataleta más de él, me habría deshecho, convirtiéndome en pedazos de mí misma.

- ... y sabía con toda certeza que el precio para mantener la vida con él era la concesión. Qué de peligros encierra esa palabra ¿Hasta dónde conceder sin vulnerar seriamente la identidad, sin perderse definitivamente el respeto? (...)

- Cuando pienso en mujeres casadas me pregunto ¿Cuántas de ellas están donde quieren estar?

- Las mujeres estamos poco acostumbradas a elegir, entrampadas en nuestras dependencias, desde las económicas hasta las afectivas.

- Y su nobleza para amarme... nunca conocí una igual. Nunca fue avaro con su amor, nunca lo midió, nunca lo calculó. Me amaba entera y abiertamente y jamás cerró una puerta, ni en los peores momentos.
Jamás permitió que yo me sintiera insegura de su amor, ni por un sólo segundo. Era una relación tan honda que podía desaparecer bajo ella, protegerme del mundo entero.

Arrivederci.



lunes, 4 de febrero de 2013

Ninguna eternidad como la mía





Frase:
Yo voy a donde tú vayas. Yo no quiero ser bailarina, ni diosa, ni viajar a ninguna parte. Yo quiero ser sólo tu mujer o tu sombra.

Sinopsis:
En el México post-revolucionario de la segunda década del siglo XX, Isabel Arango, una joven llena de pasión y amor por la vida, emigra al D.F. para estudiar danza, en busca de la autenticidad en un escenario lleno de seducciones y peligros; en una época en la que los volcanes y los gallos aún estaban al alcance de nuestros sentidos. La danza, el amor y la ciudad: tres elementos con los que la autora traza un amplio y fascinante relato en cuyo curso la escritura baila sin parar.

Pues ni amplio ni fascinante. yo encontré la historia bastante regular.

Leer esta obra de la reconocida autora Angeles Mastretta (autora de la famosísima novela y posterior película Arráncame la Vida) solamente me confirmó algo que ya sabía: la literatura del boom, y postboom latinoamericano no es mi tipo de lectura favorita. En este estilo literario también encontramos a autoras como Isabel Allende, y del boom tenemos grandes autores como Vargas Llosa, García Márquez o Carlos Fuentes.
Puedo reconocer la calidad en sus obras, pero no me enganchan ni los temas, ni el contexto, ni el lenguaje.

En el caso particular de Ninguna Eternidad como la Mía es una historia muy corta, y aún así me costó mucho esfuerzo terminarla porque no logró atraparme en ningún momento.

A mi gusto, la novela es un cliché de principio a fin. La mujer que se disuelve ante su necesidad de amor y no le importa nada más que perseguir a su hombre, y el hombre que ama mucho pero ¡sorpresa! tiene miedo al compromiso. A como yo lo veo, un hombre que ama está ahí, el que no ama se va y punto. ¡Qué miedo al compromiso ni que mis polainas!

Hay algunas frases que me recuerdan la película (y el libro) He is just not that into you (A él no le gustas tanto) respecto a la sarta de tonterías que nos decimos entre mujeres para justificar la desatención de un hombre y también sobre el estereotipo negativo sobre los hombres:

- Todos son distintos hasta que se vuelven iguales

- ... y a eso es a lo que tiene pavor este hombre, al día en que te canses y lo dejes. Prefiere irse primero él que esperar cuándo te vas. 

En cuanto al final, a mi gusto fue limitado y soso. Aunque ligeramente esperanzador, no me pareció suficiente ni compensó el tedio que padecí.

Tal vez le de otra oportunidad a Angeles Mastretta con Arráncame la vida, su novela más encumbrada. Al menos la película me gustó, así que es muy probable que ese libro sea muy superior a Ninguna eternidad como la mía, que finalmente lo único que me encantó de él es el título.

Arrivederci

domingo, 6 de enero de 2013

Maldito Karma






"Morir deglutida por Nina fue aún más tonto que morir aplastada por el lavabo de una estación espacial"



Sinopsis:

Una desternillante novela sobre el secreto de la felicidad que ya ha hecho reír a un millón de lectores en Alemania. La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el más allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cuál es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas… ¡es una hormiga! Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de pastel. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. Sólo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escalera de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser un insecto y convertirse en un ser bípedo es duro y está plagado de contratiempos.

Maldito Karma resultó ser una muy grata sorpresa para mí. Había leído muy buenas críticas, pero como ya sabemos, los gustos son muy variables, así que lo que finalmente me convenció de leerlo fue la sinopsis. Y en cuanto lo empecé ya no pude soltarlo.
El autor es realmente divertido y ocurrente, y me llama la atención particularmente su habilidad para narrar en primera persona un personaje femenino.
Mientras conocemos las aventuras y peripecias de Kim en sus diversas reencarnaciones, no sólo nos reímos, sino además nos conmovemos y reflexionamos sobre nuestras vidas, nuestros valores y sobre todo pensamos: ¿Qué karma cargamos? ¿en qué reencarnaríamos?

También resulta muy interesante la evolución del personaje central, conforme va descubriendo el daño que ha hecho con sus acciones a muchas personas y en particular a sus seres queridos.

Definitivamente Maldito Karma no es un libro más, es "una entrañable fábula" (como ha sido definido por la crítica) y entra a la lista de mis lecturas favoritas del 2012. Altamente recomendable para quienes disfrutan del humor negro.

Arrivederci
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...