miércoles, 7 de noviembre de 2012

Cincuenta sombras de Grey : Lo bueno, lo malo y lo feo.



BQB (Best Quote of the book):

"No soy un hombre de flores y corazones. No me interesan las historias de amor. Mis gustos son muy peculiares" 


Sinopsis:
Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos... 

Lo bueno.
Después de escuchar mil comentarios de todo tipo sobre "el libro del momento" me decidí a leerlo y formarme mi propia opinión; pero como las críticas más respetables (a mi juicio) eran muy negativas, mis expectativas eran bajas; así que quedé gratamente sorprendida al encontrarlo muy entretenido y con un personaje interesante: Christian Grey.
Sin embargo, creo que eso es lo único bueno que puedo decir; la trama es muy ligera y lo suficientemente intrigante como para mantenerte leyendo toda la trilogía, y eso se lo debemos al conflicto central: Los peculiares gustos sexuales de Grey, y hasta qué punto se involucra Anastasia en ellos.
En cuanto al erotismo, casi no he leído libros de ese línea, pero de cualquier manera, no es nada escandaloso y al menos está bien planteado en cuanto al lenguaje. Temía encontrarme con un "erotismo" burdo, torpe y mal logrado como el de Luna Negra , al menos no fue así.

Lo malo. 
En este punto hay mucho más que decir.
Cincuenta Sombras de Grey me hizo recordar un libro que leí hace poco: Cómo no escribir una Novela y preguntarme constantemente por qué los editores no trabajaron en limpiar el texto y decidieron publicarlo así, con tantos errores tan palpables. Creo que la respuesta es: no tenían que hacerlo. Cualquier editor estaría consciente de la mina de oro que significa la versión erótica de Crepúsculo (y que ya era un éxito en los blogs): La misma fórmula: el hombre de mundo, millonario, guapo, seductor y peligroso; y la chica ingenua que se enamora; y agregando el elemento que faltaba, el elemento que llevó a miles a escribir fanfics para llenar esa "necesidad" que Meyer decidió dejar en el limbo: El sexo. Y el sexo, como sabemos todos, vende, y vende mucho.

Es más que evidente que la autora tiene recursos narrativos muy limitados y vicios exasperantes, como repetir hasta el hartazgo el tic de Ana de morderse el labio, sus desvaríos internos entre su subconciente y "la diosa que lleva adentro" y las piruetas gimnásticas de esta, que lejos de divertir, provocan ganas de aventar el libro contra la pared.
Y eso sin entrar a analizar que E. L. James (la autora) considere que la fuerza de la "diosa interior femenina" es directamente proporcional al grado de perversión y violencia sexual que es capaz de soportar...
Por otro lado, en esta obra padecemos de un exceso de situaciones y descripciones que parecen de relleno, que no llevan a nada, y una protagonista bastante tonta con pensamientos bobos que hacen incomprensible que resulte cautivadora para Grey, aunque tal vez se deba a que él no se encuentra dentro de su torpe cabeza, como nosotros: "Siento como si me hubiera entrevistado para un trabajo, pero no estoy segura de por qué" ¿pues cómo que por qué? Ahí no hay ningún misterio, el tipo quería saber sobre su vida y ya.
E. L. James busca constantemente poner "misterios" en donde no los hay, logrando solamente que Anastasia parezca tener algún retraso mental.

Lo feo.
La primera parte del libro me pareció pésima, con una protagonista sosa que se ruboriza cada 5 minutos y un galán sin matices, antipático y distante; todo ello aderezado con frases de Crepúsculo fusiladas tal cual  pero, sin el talento de Stephenie Meyer. Sí, leyeron bien. Meyer es una autora con sus limitantes, pero con dos puntos muy fuertes: su capacidad para transmitir los sentimientos de los personajes y su habilidad en la construcción de diálogos, que llevan al lector a sacar una lista interminable de "frases favoritas". Sin embargo, lo que hace James es usar las mismas frases, pero en un contexto más pobre, de tal forma que no tienen ningún impacto. Digamos que comparada con James, Meyer es una Jane Austen,  merecedora del Nobel.

y la lista de "similitudes" es inmensa:
-Bella/Ana es torpe, introvertida y se ruboriza todo el tiempo
-Edward/Grey salva a Bella/Ana de ser atropellada por un auto/bici
-Edward/Grey salva a Bella/Ana de sufrir un abuso por unos tipos/amigo José
-Bella/Ana tiene un amigo muy cercano, enamorado de ella.
-La madre de Bella/Ana es despistada, inestable, inmadura, casada con alguien que no es el padre.
-Bella/Ana está acostumbrada a cuidar de los demás, no a que la cuiden.
-Bella/Ana no está interesada en las cosas típicas de chicas, como la ropa.
-Bella/Ana es aficionada a la lectura, en especial la literatura inglesa.
-Bella/Ana no quiere aceptarle costosos regalos a Edward/Grey
-Edward/Grey es caballeroso, millonario, generoso, y sobreprotector.
-Bella/Ana habla dormida
-Bella/Ana trabaja en una tienda de deportes/ferretería y el hijo/hermano del dueño la pretende.
-Bella/Ana tiene un coche viejo pero con personalidad.
-Edward/Grey le regala un coche muy seguro porque se preocupa por ella.
-Edward/Grey tocan el piano, y es aficionado a la música clásica.

Creo que el éxito de la trilogía se debe a mucha publicidad, sexo y a la fórmula infalible, que aunque sea más de lo mismo, sigue siendo irresistible: chica buena + chico malo, rico y sexy, que en el fondo no es malo y que evoluciona  por amor.

Pensaba escribir reseña de los siguientes dos libros de la trilogía, pero considerando que es sólo más de lo mismo, no creo que valga la pena. A grandes rasgos les diré que en el segundo hay buen suspenso debido a las exes de Grey que entran a escena, y en el tercer libro perdemos al Grey misterioso e intrigante y obtenemos uno bastante ordinario, rogón ¡y que hace vuelos trasatlánticos en su jet privado! (lo cual es imposible dado que los aviones pequeños no tienen capacidad para la cantidad de combustible necesaria para cruzar el óceano). Definitivamente, ¡ni Edward Cullen con sus poderes vampíricos habría podido lograr algo así!
Y claro, para cuando vuelven de ese viaje, a la autora ya se le olvidó que iban en jet, porque los manda de regreso en vuelo comercial...  ahh los absurdos de una escritora de fanfics venida a más...

Arrivederci





El hombre que amó a Jane Austen





Best Quote of the Book:
"¿Acaso no sabes que yo, de todas las mujeres, estaría dispuesta a cambiar un sólo momento de amor por toda una vida preguntándome cómo habría sido ese momento?"





Como buena fan de Jane Austen, en cuanto vi este libro en la sección de libros electrónicos de Librerías Gandhi decidí comprarlo y leerlo de inmediato. Pocas cosas son más irresistibles que la posibilidad de fantasear con la idea de que los personajes de ficción que adoras, podrían ser reales (como la miniserie Perdida en Austen).
El hombre que amó a Jane Austen parte de esa premisa. 

Sinopsis:

La vida aburrida y tranquila de Eliza termina cuando descubre dos enigmáticas cartas en un antiguo tocador que acaba de adquirir en una tienda de antigüedades. Una, escrita de su puño y letra por la autora que más admira, Jane Austen. La otra, más increíble aún, escrita por Fitzwilliam Darcy, el protagonista de Orgullo y Prejuicio. ¿Es posible que fuera un personaje real? Decidida a indagar en un fabuloso romance del pasado, Eliza entra en contacto con un Fitzwilliam Darcy actual, al que cree descendiente del autor de su carta. Pronto, acude a su mansión a conocerlo en persona. Allí le espera la revelación de un secreto increíble y la ocasión de convertirse en protagonista de una aventura que nada tiene que envidiar a las que inventó, y vivió, su adorada escritora.

Este libro es el debut como escritora de Sally Smith O'Rourke, lo cual es muy notorio en las primeras páginas, que se sienten forzadas con texto de relleno carente de interés, como las descripciones de todos y cada uno de los movimientos del gato de Eliza. Sin embargo, la trama toma forma y ritmo desde que entra en contacto con Darcy y el misterio empieza a desarrollarse y mejora aun más cuando son introducidos los saltos en el tiempo.

En general, el libro me gustó, disfruto mucho ese tipo de historias que generan nuevas vertientes con personajes que ya conoces; como si pudieras saber un poco más de ellos; por lo que mis partes favoritas son las que tienen que ver con esos personajes, en particular con Darcy y la escritora, Jane Austen.
Sin embargo, el romance central entre Eliza y el protagonista es demasiado soso. La autora no sustenta de modo alguno el enamoramiento de él por ella. Eliza no denota cualidades sobresalientes, salvo ser guapa. No es particularmente sagaz, ni divertida, ni inteligente, ni carismática, ni amable. De hecho es bastante odiosa. Así que por ese lado el libro deja mucho que desear. Pero si su interés es escarbar en nuevas historias (ficticias, claro) sobre Jane Austen y fantasear sobre Darcy, la época victoriana y todo lo que envuelve el mundo de Austen, seguro disfrutarán este libro, como yo.

Una advertencia: no se acerquen a este libro esperando que Sally Smith sea una Austen moderna. No tengan  expectativas tan elevadas porque se van a decepcionar.

Arrivederci







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...