domingo, 18 de noviembre de 2012

No te lo vas a creer




One of the Best Quotes of the Book:
"Bueno, ya está, es el final. Ahora me despedirá. Me abrirán un expediente por mentir, nadie volverá a contratarme nunca más y acabaré en un documental sobre los peores trabajos de Gran Bretaña, limpiando mierda de vaca y diciendo "pues tampoco es para tanto."




Sinopsis:
Has tomado una copa de más y hablas por los codos, sin parar, y cuando por fin levantas la vista, unos ojos oscuros y penetrantes te observan atónitos, fascinados y... ¡muy interesados! Después de asistir en Glasgow a una desastrosa reunión de trabajo y de tomarse un par de vodkas, ¿o fueron tres?, para levantar el ánimo e infundirse valor, Emma Corrigan se sube por fin al temible artefacto volador para regresar a Londres. El vuelo resulta especialmente movido; algunos pasajeros gritan, las azafatas se abrochan los cinturones con caras lívidas, y Emma se agarra desesperadamente a los brazos de su asiento. Presa del pánico, de su boca empiezan a brotar todos sus secretos, sus sueños más ocultos y sus deseos más inconfesables, que van a parar a oídos del silencioso pasajero que, inmutable, la escucha sentado a su lado (...)

Nunca en mi vida había reído tanto con un libro. La trama es del estilo de Bridget Jones (en cuanto a que hace el ridículo todo el tiempo), pero más divertida aún (si no han leído el diario de Bridget ¿qué esperan? es mucho mejor que la película). El género es Chick-Lit, y Sophie Kinsella (la autora) debería llevarse un premio porque hacer reír en verdad requiere de especial talento, creatividad y sagaz sentido del humor.
Emma resulta ser un personaje muy agradable, ligero, sin complicaciones absurdas, carismático, que de inmediato te cae bien y con quien te puedes identificar de muchas maneras. No es tonta como Anastasia de 50 sombras, ni es sosa y pesada como Eliza de El hombre que amó a Jane Austen.
Los demás elementos también están muy bien trazados: el ritmo, los personajes secundarios, los conflictos, las intrigas y el romance. Cada pieza del rompecabezas en su justo lugar y en su justa dimensión.

Finalmente, agradezco a Lady Marian por su acertada reseña de este libro, gracias a la cual me enteré de su existencia y obtuve a cambio muchas horas de risas y diversión.

Lo pueden encontrar en Amazon.com

Arrivederci

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Cincuenta sombras de Grey : Lo bueno, lo malo y lo feo



BQB (Best Quote of the book):

"No soy un hombre de flores y corazones. No me interesan las historias de amor. Mis gustos son muy peculiares" 


Sinopsis:
Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos... 

Lo bueno
Después de escuchar mil comentarios de todo tipo sobre "el libro del momento" me decidí a leerlo y formarme mi propia opinión; pero como las críticas más respetables (a mi juicio) eran muy negativas, mis expectativas eran bajas, así que quedé gratamente sorprendida al encontrarlo muy entretenido y con un personaje interesante: Christian Grey.
Sin embargo, creo que eso es lo único bueno que puedo decir; la trama es muy ligera y lo suficientemente intrigante como para mantenerte leyendo toda la trilogía, y eso se lo debemos al conflicto central: Los peculiares gustos sexuales de Grey, y hasta qué punto se involucra Anastasia en ellos.
En cuanto al erotismo, casi no he leído libros de ese línea, pero de cualquier manera, no es nada escandaloso y al menos está bien planteado en cuanto al lenguaje. Temía encontrarme con un "erotismo" burdo, torpe y mal logrado como el de Luna Negra, al menos no fue así.

Lo malo
En este punto hay mucho más que decir.
Cincuenta Sombras de Grey me hizo recordar un libro que leí hace poco: Cómo no escribir una Novela y preguntarme constantemente por qué los editores no trabajaron en limpiar el texto y decidieron publicarlo así, con tantos errores tan palpables. Creo que la respuesta es: no tenían que hacerlo. Cualquier editor estaría consciente de la mina de oro que significa la versión erótica de Crepúsculo (y que ya era un éxito en los blogs): La misma fórmula: el hombre de mundo, millonario, guapo, seductor y peligroso; y la chica ingenua que se enamora; y agregando el elemento que faltaba, el elemento que llevó a miles a escribir fanfics para llenar esa "necesidad" que Meyer decidió dejar en el limbo: El sexo. Y el sexo, como sabemos todos, vende, y vende mucho.

Es más que evidente que la autora tiene recursos narrativos muy limitados y vicios exasperantes, como repetir hasta el hartazgo el tic de Ana de morderse el labio, sus desvaríos internos entre su subconciente y "la diosa que lleva adentro" y las piruetas gimnásticas de ésta, que lejos de divertir, provocan ganas de lanzar el libro contra la pared.
Y eso sin entrar a analizar que E. L. James (la autora) considere que la fuerza de la "diosa interior femenina" es directamente proporcional al grado de perversión y violencia sexual que es capaz de soportar...
Por otro lado, en esta obra padecemos de un exceso de situaciones y descripciones que parecen de relleno, que no llevan a nada, y una protagonista bastante tonta con pensamientos bobos que hacen incomprensible que resulte cautivadora para Grey, aunque tal vez se deba a que él no se encuentra dentro de su torpe cabeza, como nosotros: "Siento como si me hubiera entrevistado para un trabajo, pero no estoy segura de por qué" ¿pues cómo que por qué? Ahí no hay ningún misterio, el tipo quería saber sobre su vida y ya.
E. L. James busca constantemente poner "misterios" en donde no los hay, logrando solamente que Anastasia parezca tener algún retraso mental.

Lo feo
La primera parte del libro me pareció pésima, con una protagonista sosa que se ruboriza cada 5 minutos y un galán sin matices, antipático y distante; todo ello aderezado con frases de Crepúsculo fusiladas tal cual pero sin el talento de Stephenie Meyer. Sí, leyeron bien. Meyer es una autora con sus limitantes, pero con dos puntos muy fuertes: su capacidad para transmitir los sentimientos de los personajes y su habilidad en la construcción de diálogos, que llevan al lector a sacar una lista interminable de "frases favoritas". Sin embargo, lo que hace James es usar las mismas frases, pero en un contexto más pobre, de tal forma que no tienen ningún impacto. Digamos que comparada con James, Meyer es una Jane Austen,  merecedora del Nobel.

y la lista de "similitudes" es inmensa:
-Bella/Ana es torpe, introvertida y se ruboriza todo el tiempo.
-Edward/Grey salva a Bella/Ana de ser atropellada por un auto/bici.
-Edward/Grey salva a Bella/Ana de sufrir un abuso por unos tipos/amigo José.
-Bella/Ana tiene un amigo muy cercano, enamorado de ella.
-La madre de Bella/Ana es despistada, inestable, inmadura, casada con alguien que no es el padre.
-Bella/Ana está acostumbrada a cuidar de los demás, no a que la cuiden.
-Bella/Ana no está interesada en las cosas típicas de chicas, como la ropa.
-Bella/Ana es aficionada a la lectura, en especial la literatura inglesa.
-Bella/Ana no quiere aceptarle costosos regalos a Edward/Grey.
-Edward/Grey es caballeroso, millonario, generoso, y sobreprotector.
-Bella/Ana habla dormida.
-Bella/Ana trabaja en una tienda de deportes/ferretería y el hijo/hermano del dueño la pretende.
-Bella/Ana tiene un coche viejo pero con personalidad.
-Edward/Grey le regala un coche muy seguro porque se preocupa por ella.
-Edward/Grey toca el piano y es aficionado a la música clásica.

Creo que el éxito de la trilogía se debe a mucha publicidad, sexo y a la fórmula infalible, que aunque sea más de lo mismo, sigue siendo irresistible: chica buena + chico malo, rico y sexy, que en el fondo no es malo y que evoluciona por amor.

Pensaba escribir reseña de los siguientes dos libros de la trilogía, pero considerando que es sólo más de lo mismo, no creo que valga la pena. A grandes rasgos les diré que en el segundo hay buen suspenso debido a las exes de Grey que entran a escena, y en el tercer libro perdemos al Grey misterioso e intrigante y obtenemos uno bastante ordinario y rogón.

Arrivederci





El hombre que amó a Jane Austen





Best Quote of the Book:
"¿Acaso no sabes que yo, de todas las mujeres, estaría dispuesta a cambiar un sólo momento de amor por toda una vida preguntándome cómo habría sido ese momento?"





Como buena fan de Jane Austen, en cuanto vi este libro en la sección de libros electrónicos de Librerías Gandhi decidí comprarlo y leerlo de inmediato. Pocas cosas son más irresistibles que la posibilidad de fantasear con la idea de que los personajes de ficción que adoras, podrían ser reales (como la miniserie Perdida en Austen).
El hombre que amó a Jane Austen parte de esa premisa. 

Sinopsis:

La vida aburrida y tranquila de Eliza termina cuando descubre dos enigmáticas cartas en un antiguo tocador que acaba de adquirir en una tienda de antigüedades. Una, escrita de su puño y letra por la autora que más admira, Jane Austen. La otra, más increíble aún, escrita por Fitzwilliam Darcy, el protagonista de Orgullo y Prejuicio. ¿Es posible que fuera un personaje real? Decidida a indagar en un fabuloso romance del pasado, Eliza entra en contacto con un Fitzwilliam Darcy actual, al que cree descendiente del autor de su carta. Pronto, acude a su mansión a conocerlo en persona. Allí le espera la revelación de un secreto increíble y la ocasión de convertirse en protagonista de una aventura que nada tiene que envidiar a las que inventó, y vivió, su adorada escritora.

Este libro es el debut como escritora de Sally Smith O'Rourke, lo cual es muy notorio en las primeras páginas, que se sienten forzadas con texto de relleno carente de interés, como las descripciones de todos y cada uno de los movimientos del gato de Eliza. Sin embargo, la trama toma forma y ritmo desde que entra en contacto con Darcy y el misterio empieza a desarrollarse y mejora aun más cuando son introducidos los saltos en el tiempo.

En general, el libro me gustó, disfruto mucho ese tipo de historias que generan nuevas vertientes con personajes que ya conoces; como si pudieras saber un poco más de ellos; por lo que mis partes favoritas son las que tienen que ver con esos personajes, en particular con Darcy y la escritora, Jane Austen.
Sin embargo, el romance central entre Eliza y el protagonista es demasiado soso. La autora no sustenta de modo alguno el enamoramiento de él por ella. Eliza no denota cualidades sobresalientes, salvo ser guapa. No es particularmente sagaz, ni divertida, ni inteligente, ni carismática, ni amable. De hecho es bastante odiosa. Así que por ese lado el libro deja mucho que desear. Pero si su interés es escarbar en nuevas historias (ficticias, claro) sobre Jane Austen y fantasear sobre Darcy, la época victoriana y todo lo que envuelve el mundo de Austen, seguro disfrutarán este libro, como yo.

Una advertencia: no se acerquen a este libro esperando que Sally Smith sea una Austen moderna. No tengan  expectativas tan elevadas porque se van a decepcionar.

Arrivederci







domingo, 20 de mayo de 2012

Saga Los Juegos del Hambre



Los Juegos del Hambre es mucho más que una saga distópica. Más que una saga futurista, juvenil, de acción, de lo que sea. Cualquier adjetivo para clasificarla se queda corto para describir y dar la más mínima idea de lo que es la experiencia de leerla.
He leído muchos tipos de libros, y me gustan diversos géneros, sin embargo, nada me preparó para la fascinación que me provocó  The Hunger Games.


Tiene un perfecto equilibrio de drama, acción,suspenso, crítica a la decadencia social y romance. Quizá ese sea el factor que hace de esta saga del gusto de todos los lectores: jóvenes, adultos, hombres, mujeres. Es una trama intensa que engancha desde el primer momento.
El primer libro me decepcionó un poco en cuanto a que esperaba mayor profundidad en la temática social, el origen de los distritos y del Capitolio, y más detalles de la problemática. Pero afortunadamente eso cambió en En Llamas y más aún en Sinsajo, donde la opresión del Capitolio y sus consecuencias se vuelven los protagonistas.
En cuanto a la comparación que hacen con Crepúsculo; las similitudes sólo las encontré en el primer libro, y únicamente en cuanto a que existe un triángulo amoroso. Pero llegando a En Llamas, las diferencias se vuelven tan abismales que no existe ya ningún elemento en que puedan siquiera compararse.
Y, a pesar de ser fan de Crepúsculo, de que me encanta esa historia y siempre disfrutaré leerla una y otra vez; puedo decirles que, literariamente hablando, los Juegos del Hambre es muy superior. Superior en temática, en narrativa, en construcción de trama. Digamos que Suzanne Collins se percibe claramente como una autora más completa que Stephanie Meyer.
Dejando de lado las comparaciones, para darles una idea mejor del contenido de los Juegos del Hambre, si no tiene problema con SPOILERS, les traigo una muy larga lista de frases favoritas.


LOS JUEGOS DEL HAMBRE

Hasta el día de hoy, no he sido capaz de romper la conexión entre este chico, Peeta Mellark, el pan que me dio esperanza y el diente de león que me recordó que no estaba condenada.
~ Katniss

Desearía demostrar al capitolio que no le pertenezco que soy algo más que una pieza de sus juegos
~Peeta

Quiero decirle que no está siendo justo; que éramos desconocidos; que hice lo necesario para seguir viva, para que los dos siguiésemos vivos en el estadio; que no puedo explicarle cómo son las cosas con Gale porque no lo sé ni yo misma; que no es bueno amarme porque, de todos modos, no pienso casarme y él acabaría odiándome tarde o temprano; que, aunque sienta algo por él, da igual, porque nunca podré permitirme la clase de amor que da lugar a una familia, a hijos.
~ Katniss

También quiero decirle lo mucho que ya lo echo de menos, pero no sería justo por mi parte.
~Katniss

Lo cojo de la mano con fuerza, preparándome para las cámaras y temiendo el momento en que no me quede más remedio que dejarlo marchar.
~ Katniss

 ¿Has venido a rematarme preciosa?
~Peeta


 EN LLAMAS

Mi fa­mi­lia. Mi mad­re. Mi her­ma­na. Y mi pri­mo fin­gi­do Ga­le. Pe­ro la in­ten­ci­ón de Pe­eta es cla­ra. Que Ga­le es de ve­ras mi fa­mi­lia, o que lo se­rá al­gún día, si sob­re­vi­vo. Que me ca­sa­ré con él. Así que Pe­eta me es­tá dan­do su vi­da y a Ga­le al mis­mo ti­em­po. Pa­ra ha­cer­me sa­ber que nun­ca de­be­ría du­dar­lo. To­do. Eso es lo que Pe­eta qu­i­ere que tome de él.
~Katniss

-Podrías vivir 100 vidas y no ser merecedora de él, ya lo sabes.
~Haymitch a Katniss

-Hace mucho tiempo que nadie me abraza así; desde que mi padre murió y deje de confiar en mi madre.Ningún abrazo me ha hecho sentir tan a salvo.
~ Katniss

-Sólo quiero pasar cada minuto posible del resto de mi vida contigo.
~ Peeta a Katniss

-Me gustaría poder congelar este momento, aquí mismo, ahora mismo, y vivir en él para siempre.
~ Peeta a Katniss

SINSAJO

-Por muy mal que eso te haga sentir, vas a matar  a otros seres humanos, porque en la arena sólo se te permite un deseo, y es un deseo muy caro.
-Te cuesta la vida
-Te cuesta mucho más que la vida. ¿Matar a gente inocente? Te cuesta todo lo que eres.
~Peeta a Caesar

-¿De verdad eso es lo que quieren hacer? ¿Que nos aniquilemos por completo? ¿Con la esperanza de qué? ¿De que alguna especie decente herede los restos humeantes de la tierra?
~Peeta

…Yo creo que ha hecho algún trato para protegerte. Katniss…, todavía intenta mantenerte con vida.
~ Gale

El pegamento de la necesidad que nos unió con tanta fuerza durante todos esos años empieza a derretirse, y lo que aparece en los huecos no es luz, sino manchas oscuras.
~Katniss 

-Entonces, ¿qué crees que le harán?-le pregunto.
Prim parece tener mil años cuando responde:
-Lo que haga falta para hundirte”
~Katniss

Pensar que Peeta estaba en sus manos y que lo torturaban para sacarle información sobre los rebeldes era malo, pero pensar que lo torturan específicamente para incapacitarme es insoportable. Entonces, por culpa del peso de esta revelación, empiezo a hundirme de verdad.
 ~Katniss

Ahora sé que todo lo que diga repercutirá directamente en Peeta, hará que lo torturen. Sin embargo, no lo matarán, no, no serán tan piadosos. Snow se asegurará que su vida sea mucho peor que la muerte.
  ~Katniss

Yo busco algún rastro de la chica y el chico que se conocieron por casualidad en el bosque hace cinco años  y se hicieron inseparables. Me pregunto que les habría pasado si los Juegos del Hambre no se hubieran llevado a la chica, si ella se hubiera enamorado del chico, e incluso    casado con él (…) ¿Habrían sido felices entre los árboles? ¿O también habría surgido entre ellos esta triste oscuridad?
~Katniss

-Somos seres inconstantes y estúpidos con mala memoria y un don para la autodestrucción.
~Plutarch

La noche que vuelvo a sentir el hambre que se apoderó de mí en la playa sé que esto habría pasado de todos modos, que lo que necesito para sobrevivir no es el fuego de Gale, alimentado de rabia y odio.  Lo que necesito es el diente de león en primavera, el brillante color amarillo que significa renacimiento y no destrucción. La promesa de que la vida puede continuar por dolorosas que sean nuestras pérdidas, que puede volver a ser buena.
Y eso sólo puede dármelo Peeta
~ Katniss
  
-Me amas ¿Real o no?
- Real
~ Peeta y Katniss

-Aún así, sé que hay juegos mucho peores que jugar.
~ Katniss

Arrivederci

sábado, 5 de mayo de 2012

Persuasión





De la incomparable pluma de Jane Austen, Persuasión ha entrado definitivamente al Top Ten de mis libros favoritos. La encuentro al nivel de su obra más reconocida: Orgullo y Prejuicio, y muy superior a Sensatez y Sentimientos.
Persuasión es una historia de amor y reencuentros, con la dosis perfecta de suspenso, de picardía, de intrigas y malentendidos que hacen de la novela una delicia para quienes gustamos de este tipo de historias. Me sorprende que esta obra no sea tan admirada ni tan famosa, ya que es absolutamente cautivadora.
La historia es acerca de Anne Elliot y el Capitán Wentworth, y el amor que se tuvieron en su juventud. Ella rechaza su propuesta de matrimonio al ser persuadida por una amiga de la familia que la convenció de los problemas que implicaría aceptar. Sin embargo, al paso de los años, ella vive arrepentida porque sigue amándolo, y cuando el tan esperado  reencuentro se presenta; es una montaña rusa de situaciones donde se vuelven a conocer, donde desconocen cuales son sus sentimientos actuales y sobretodo, donde el lector va descubriendo esos sentimientos a la par que los personajes.
Y por supuesto, no pueden faltar los personajes caricaturescos con los que Austen critica las costumbres clasistas de su entorno.
Si les gustan las novelas románticas de época, no pueden dejarla pasar.
Arrivederci

lunes, 19 de marzo de 2012

La Elegancia del Erizo





Confieso que la lectura de este libro se debe, principalmente a su portada. Ya había yo leído sobre él y tenía un sólido interés en leerlo, pero como seguro les pasa a ustedes también, es larga la lista de los libros por leer. Así que estando en la librería, finalmente elegí La elegancia del erizo sobre otros, por su diseño. Nota para editores: Nunca subestimen la importancia de un  cover atractivo.

Sinopsis:
El libro narra la historia de Renée, una mujer de 54 años, que oficia de portera del número 7 de la calle Grenelle. Bajo una apariencia simplona e inculta, Renée esconde algunos secretos, como leer libros de Filosofía. En el mismo edificio vive Paloma, una niña de doce años dotada de una inteligencia extraordinaria, que rechaza el mundo de los adultos al punto que ha decidido cometer suicidio en su cumpleaños número trece. A lo largo del libro son las propias Renée y Paloma las que van contando sus respectivas historias.

Mi segunda confesión es que tarde mucho en terminarlo, porque me resultó muy denso en sus primeras 100 páginas, aproximadamente. Muriel Barbery hace ostentación de su bagaje cultural de  filósofa con frecuentes planteamientos que me parecen carecen de total interés para el lector promedio y que pueden parecer francamente pretenciosos. Afortunadamente, la trama va tomando un buen rumbo conforme profundiza en los personajes y en particular cuando el japonés Kakuro Ozu  llega a vivir al edificio y las historias van tomando ritmo y forma.

Mi tercera confesión es que al inicio el personaje central no me atrajo en lo absoluto. Una portera cincuentona, poco agraciada y antisocial no es el tipo de personajes que me llaman, aunque conforme la fui conociendo, pasé ¡del rechazo al afecto sincero!.
Por otro lado,  Paloma, la niña, es un personaje intrigante desde el inicio.

La elegancia del Erizo no es un libro para correr velozmente entre sus páginas con prisa por conocer su final. Todo lo contrario, es un libro para leer con calma, para degustar cada parte, para conocer a los personajes, y sobretodo para aprovechar lo que nos ofrece Muriel Barbery con su excepcional agudeza: reflexionar sobre la naturaleza humana, vista a través de los ojos de dos personajes que resultan absolutamente entrañables; con una mezcla única de profundidad y sentido del humor.
Sólo les recomiendo tener paciencia en esas primeras 100 páginas que son en verdad tediosas. Si logran pasar de ahí, no se arrepentirán, porque lo que ofrece La elegancia del erizo al lector supera por mucho sus fallas.

Hay muchos pasajes que me dejaron totalmente fascinada,  por el fondo y por la forma, ya que los autores que tienen especial habilidad para el uso del lenguaje son siempre merecedores de mi más absoluta admiración. Aquí pondré algunos fragmentos:

La facultad que tenemos de manipularnos a nosotros mismos para que no se tambaleen lo más mínimo los cimientos de nuestras creencias es un fenómeno fascinante.

No tengo hijos, no veo la televisión y no creo en Dios, todas esas sendas que recorren los hombres  para que la vida les sea más fácil.(...) por ello, sin porvenir ni descendencia, sin pixeles para embrutecer la cósmica conciencia del absurdo, en la certeza del final y la anticipación del vacío, creo poder decir que no he elegido la vía de la felicidad.

Lo miro. Y me zambullo en el agua negra, profunda, helada y exquisita del instante fuera del tiempo.

Yo, Renée, intimidada y asustada hasta el tuétano y consciente hasta el desfallecimiento de la inconveniencia y el carácter blasfemo de mi presencia en este lugar que representa  un mundo al que no pertenezco...

Por mucho que sepa que el mundo es feo, no tengo ganas de verlo. 
Sí, abandonemos este mundo donde lo que se mueve desvela la fealdad oculta.

¿Quiere esto decir que es así como uno tiene que vivir su vida? ¿Siempre en equilibrio entre la belleza y la muerte, el movimiento y la desaparición?
Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren.

P.D. Estén preparados para un final sorpresivo.

Esta a la venta en Librerías Gandhi

Arrivederci




viernes, 13 de enero de 2012

Luna Negra




A veces ocurre que sólo teniendo en frente la muestra aberrante de algo, aprecia uno su contraparte. En el caso de los libros, nos acostumbramos a que todo lo que leemos tiene un grado aceptable de calidad, lo cual provoca un verdadero shock cuando  tienes entre tus manos una obra que ni siquiera merecería ser publicada.
"Luna Negra" es una novela escrita por Martha Carrillo, escritora mexicana de telenovelas y recientemente de libros de desarrollo humano.

Sinopsis:

Un triangulo amoroso marcado por una antigua maldición, tres personajes que viven bajo un hechizo y sólo el amor podría deshacer. Un relato de pasión que se ve determinado por un cerco de erotismo, celos, violencia y muerte y debe ser roto para que Triana, Bruno e Ivan puedan ser felices sin ataduras.

Yo más bien díría que es una novela que pretende todo lo anterior, pero sin conseguirlo. Es un mal intento  de incursionar en temas de novela fantástica, pero careciendo de todos los elementos y conocimientos, así como de las habilidades descriptivas, para lograr algún tipo de impacto en el lector.
El nivel amateur de la escritora es pasmoso, da la impresión de que tuviera 15 años, y estuviera escribiendo una historieta para sí misma. Esto es más palpable en los diálogos, totalmente insulsos y carentes de ingenio.
La narración cae en miles de lugares comunes y frases coloquiales muy al estilo de telenovela popular.
Y "la moraleja del cuento" sobre la mujer rebelde que no se deja someter es tan obvia, sosa y elemental que tiene tintes de fábula infantil.
Otro elemento molesto de la historia es que es redundante hasta el hartazgo. Hubiera podido escribir lo mismo en 100 páginas menos. Por ejemplo, para explicar cómo Triana vivía sometida por Bruno dice una y otra vez:
"Mi vida giraba a su alrededor... era una droga para mí... estaba dominada... obsesionada... yo le pertenecía... yo era de su propiedad... yo no tenía voluntad... le di el poder sobre mí... mi mundo se creaba en torno a él... tenía pavor a perderlo... el era mi aire... le había dado todo mi poder... mi voluntad era suya..."
¡OK! YA entendimos!! El la dominaba, ¿Es necesario decir lo mismo de 500 formas diferentes, pero iguales?
Y no hablemos del toque "erótico" que intenta dar en algunos momentos "apasionados" de la protagonista porque entonces sí quiere uno pegarse un tiro. No podía dejar de pensar que la historia ameritaba una portada ridícula como esta:

La trama es muy  plana en la mayor parte del libro y los momentos con cierto suspenso y ritmo se ven opacados por el pobre uso del lenguaje, que resulta frustrante para cualquier lector que busque algún tipo de estímulo en la lectura, anulando cualquier posibilidad de sentirse entusiasmado por la historia.

Buscándole el lado positivo, leer "Luna Negra"  al menos sirve como ejemplo para todos los aspirantes a escritores sobre lo que NO se debe hacer.

Arrivederci

jueves, 12 de enero de 2012

Todas ellas me habitan



No puedo creer que no haya puesto en el blog mi poema favorito, de una belleza y una intensidad que quita el aliento. 
Esta obra tan inspirada es de Isabel Zerpa




Todas ellas me habitan

Me quedo con las fantasías.
Me quedo con los intentos fallidos que nos llenan el alma y la piel.
Me quedo con la nostalgia, con la música, con las canciones,
con estas palabras
que nunca leeré en voz alta.
Me quedo con ese lugar común de "lo que pudo haber sido y no fue"
Me quedo con la fábrica de sueños,
con la fuerza entrecortada del deseo velado,
con el suspiro inacabado,
con la sonrisa convertida en mueca.
Me quedo con la puñalada feroz.
Me quedo con los gritos de mis entrañas silenciadas
por el miedo a descubrirme, a descubrirte,
a que me descubras, a que nos descubran,
al descubrimiento.
Me quedo contigo, amante imaginario,
construido a fuerza de ausencias,
concebido con brazos amorosos,
besado y devorado en cálidos días de agosto.
Me quedo con tu piel de piel de durazno.
Me quedo con el sueño de tus pasiones desbordadas,
guardadas celosamente en cada celda de mi imaginario.
Me quedo conmigo, insensata
intensa soñadora,
amante desbocada
arbolaria,
tierna, apasionada,
de cristal y de madera,
delicada y destructora,
de agua y fuego,
de arena y barro.
Me quedo conmigo,
mujer de verdad y de mentira,
de aire y piel,
de hierro forjado y de temblores almibarados.
Me quedo con mi sexo,
inundado y quejumbroso,
mar profundo de olas juguetonas,
salobre y enigmático.
Me quedo con mi cuerpo accidentado, inquisitivo e intenso,
con mi piel experimentada y signada de experiencias.
Me quedo con mi arquitectura sinuosa y contradictoria
con mi carne, marcada por lo que la vida me ha regalado,
incluyendo todo lo que he perdido.
Me quedo con mis huesos que sostienen todo lo que soy y lo que
quisiera ser.
Me quedo con mi boca que ha degustado placeres y dolores
que ha pronunciado palabras sencillas y silvestres
y ha proferido frases lapidarias.
Me quedo con mis labios
que han besado y han quebrantado promesas.
Me quedo con todas las mujeres que me habitan:
con la intelectual que analiza,
que investiga, que escudriña, que trata de buscar sentidos y
verdades
aunque la mayoría de las veces no los encuentre;
con la monja que aprendió a rezar y busca a Dios por compañero
y lo encuentra
a pesar de ella misma.
Me quedo con la meretriz que nunca me abandona,
que besa, que muerde, que araña, que goza,
que sufre, que ríe, que llora, que engaña,
que encanta.
Me quedo
con la aprendiz de novicia adolescente,
que jugaba a ser monja,
potencialmente mujer desaforada,
negándose a sí misma,
confundida en retiros espirituales y convivencias religiosas.
Me quedo, con el demonio que en el convento alborotaba mi falda
y profería herejías,
diciéndome verdades al oído,
gritando otras que yo alguna vez he repetido.
Me quedo con los otros demonios que se proyectan a través de mí,
en mis actitudes y respuestas.
Me quedo con la síntesis de todas las mujeres que viven en mí,
Me quedo con lo mejor y lo peor de cada una de ellas,
con sus momentos sublimes y con sus fracasos.
Me quedo especialmente con la niña,
que juega con cada una de estas mujeres
y escoge ser una de ellas, según soplen los vientos de su alma.
Me quedo con todos los espacios lúdicos de esta mujer que nunca
renunciará a ser niña
Y con esta niña que ha sentido el placer y el dolor de ser mujer.
Me quedo con todos los espacios insólitos
donde esa niña y esa mujer que viven en mí,
se enfrentan y se reconcilian,
al punto de no separarse y fusionarse sin reservas
indistintamente
de cada acción acometida,
de cada decisión tomada,
de cada entrega de la piel y del intelecto.
Me quedo con la bruja que dirige mi vida todos los días,
me quedo con mi ser intuitivo y mis sueños premonitorios,
con el Mago Merlín que vive en mi corazón
y con las brujas de Salem sacrificadas en todas las ocasiones
donde no soy comprendida y no soy capaz de comprender a los
demás.
Me quedo con los sortilegios, con las infusiones y con todos y cada
uno de mis despojos.
Me quedo con mis vestidos de flores y mis pulseras
con los aires de gitana que alguna vez me envolvieron.
Me quedo con mis añoranzas y mis saudades
con el ritmo de la samba y mis amantes furtivos,
con el canto del agua y mis fantasías marinas.
Me quedo con mi Dios y con todas mis infidelidades
con mi madurez tan cercana a mi infancia,
me quedo con mi infancia,
plena de sonrisas y preñada de angustias,
con los juegos de té, con las muñecas de papel y los trencitos de
madera.
Me quedo con las navidades rotas y
con mis caleidoscopios,
con mi mundo de cristal
donde se transparentan todas mis culpas y todas mis alegrías.
Me quedo sin fórmulas ni protocolos.
Descubro mi cuerpo y mi espíritu desnudos
y los dejo reposar sobre estos versos escritos
en la tierra mojada.
Hundo mis pies en la arena tibia y reposada del atardecer.
Y finalmente
descubro el sentido de la felicidad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...