lunes, 10 de enero de 2011

Contra el viento del Norte y Cada siete olas



Es sorprendente como un intercambio de mails puede resultar tan cautivador cuando su creación está en manos de un autor talentoso.
"Contra el viento del Norte" ha sido un  éxito de ventas, y la historia de sus protagonistas: Leo y Emmi ha atrapado a millones de lectores en el mundo. ¿qué tiene de especial? Mucho. Daniel Glattauer logra unos diálogos epistolares fluídos, reales pero a la vez cargados de significado, de frases ingeniosas y de situaciones cotidianas con las que muchos podemos sentirnos identificados pero que si profundizamos más podemos entrar muchos elementos interesante de análisis, como la facilidad que los personajes tienen para irse abriendo emocionalmente, exponer sus miedos de conocerse, y el miedo principal a romper la burbuja que han creado y lo conscientes que están de la fantasía que significa una relación como la que llevan.
En lo personal me encanta lo reales que resulta Leo y Emmi, con virtudes y defectos, con flaquezas, con dudas, con inseguridades... y me parece magistral como el autor logra imprimirles personalidades distintas y claramente definidas sólo a través de lo que dicen y como lo dicen. 

Según ha dicho el autor, no pensaba realizar ninguna continuación, pero debido al éxito y a la insistencia de los lectores en saber más sobre Emmi  y Leo, Glattauer escribe una segunda parte. 
"Cada siete olas" es justo lo que los lectores esperaban, más Emmi, más Leo, con muchos giros en la trama y con un final más concreto, a diferencia del anterior que maneja un final...no tan final. Creo que la literatura se presta a que todo tipo de final: trágico, inconcluso, injusto, triste o clásico, sea bienvenido y apreciado siempre y cuando el autor lo sepa desarrollar. Se puede escribir un final "perfecto" totalmente aburrido y soso, o puedes escribir un final triste pero hermoso y hasta poético.
"Contra el viento del Norte" y "Cada siete olas" son distintos en cuanto al final, (que no entran en las categorías de los que  he mencionado, no se preocupen) pero iguales en cuanto a contenido, calidad y fluidez.
En lo personal, me encantaron los dos libros, encontré muchas frases ingeniosas que leí, releí y marqué (lo que, en mi parámetro para medir buenos libros, es un elemento clave) y recomendaría a todos los que no han leído ninguno, que los lean juntos, para no quedarse desesperados por saber que más pasará al terminar el primero.
Agradezco a Lady Marian su crítica sobre "Contra el viento del Norte" ya que gracias a ella me interesé en leerlo y supe que esperar hacia el final, lo cual me evitó una gran sorpresa tal vez no muy grata (por aquello del final no tan final) 
Y para los interesados, aquí pueden encontrar "Cada siete olas"   en versión digital
Arrivederci


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...