martes, 8 de diciembre de 2009

Por qué los Hombres Aman a las Cabronas



MI BIBLIA:     POR QUÉ LOS HOMBRES AMAN A LAS CABRONAS
MI GURÚ:       SHERRY ARGOV
MI MANTRA: SOY CABRONA ¿Y QUÉ?

Y no porque sea yo una de esas feministas extreme que odian a los hombres y los maldicen al clamor de "rata de dos patas " y "¿me estás oyendo inútil?" (pobre Paca ¿Quién habrá sido en su otra vida para pasarla tan mal en esta, Jack el destripador?) No señores, ¡No! porque a pesar de lo que el título sugiere no es un manual sobre como maltratar a los hombres y sobrevivir en el intento. Es un libro sobre como ser una mujer normal, con un sano equilibrio en cada aspecto de nuestras vidas, sin obsesiones enfermizas provocadas por los estrógenos. Y lo mejor aún: el libro está sustentado en entrevistas a hombres. Así es chicos, ustedes son la mente maquiavélica  detrás de esto.
He de confesar que yo siempre me sentí orgullosa de mi actitud en esas situaciones, así que llegué al libro más por curiosidad  que por necesidad, pero  cuando leí en la biblia "Quejarse es como rogar" me caí de la nube en que andaba. Porque si bien es cierto que nunca he rogado ni para pasar un exámen en la escuela, y nunca he padecido dependencia emocional de ninguna índole sí he cometido el pecado capital de la queja. ¡Algo me decía en mi interior que era una estupidez! ese algo que me hizo sentir patética al hacerle ver al sujeto en cuestión que era lo que me molestaba tanto en ese punto de la relación donde el que solía ser el sol de tus días se ha convertido en poco menos que una enana blanca. ¿Y si algo me decía que era un error por qué continué haciéndolo? Por seguir esos consejos MALÍSIMOS (chicas: no lo hagan) de los psicológos en las revistas femeninas: "Dile todo lo que sientes" "la comunicación es la clave" y ahí voy yo de comunicativa a hacer el papelón de mi vida.
¿Qué conseguí? justo lo que la Biblia pronostica: NADA. Salvo por algo así como (no recuerdo a detalle, mi mecanismo de defensa que salvaguarda mi autoestima lo bloqueó): "No te preocupes, si  me interesas, si quiero estar contigo" WHAT???? ¿En que momento la conversación se distorsionó al punto de dar cabida a una frase tan humillante? ¿Qué fue lo que dije? ¿Qué fue lo que entendió? ¿Qué fue lo que pareció? No lo sé, aún no lo tengo claro, pero culpo de ese desastre a Cosmopolitan.
"Comunicación" ¡Que comunicación ni que ocho cuartos! Los hombres son criaturas simples. La verborrea no funciona. Es mejor un sistema de acción y reacción. Algo parecido al método de estímulos de Pavlov.
En fin, que la Biblia llegó a mis manos en pleno ocaso de esa relación y fue sólo la estocada final al sin sentido en que se había convertido. Pero desde entonces, cada que me topo con algún alma constreñida por la angustia de un amor desequilibrado le recomiendo POR QUÉ LOS HOMBRES AMAN A LAS CABRONAS.
Sherry, merezco una buena comisión por esto.
Arrivederci

domingo, 1 de noviembre de 2009

Perdida en Austen




¿Alguna vez han fantaseado con poderse meter a su libro favorito? ¿con la aventura de convivir con los personajes, de sambullirse en la época, las costumbres, el drama, amor y pasión de la trama? Pues este es el caso de Amanda Price, la protagonista de esta miniserie inglesa, de la BBC. Amanda vive obsesionada con Orgullo y Prejuicio y resulta que su obsesión abre una puerta dimensional que le permite entrar al mundo de Austen; y ahí es donde empieza el nuevo hilo de la historia, llena de la magia de Austen y condimentada con las variantes surgidas por la intromisión de Amanda.
Es recomendable para disfrutarla haber visto la otra miniserie de la BBC Orgullo y Prejuicio, con Colin Firth, ya que hay muchas referencias a la misma y se relacionan.
Se las recomiendo, a mí me pareció sumamente divertida y romántica, ya que no pierde el toque de Austen en ningún momento a pesar de tener una buena dosis de comedia.Y Mr Darcy es adorable! como en todas las mil y un versiones que se  han hecho.
Aquí la pueden ver por youtube y subtitulada:
Arrivederci
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...